Más pequeños

Puedes decir cualquier cosa

siempre que sea algo:

que vas al dentista,

que tienes un examen

o depresión.

Pero si no pones excusas,

si la verdad es

que prefieres estar

sola,

prepárate

para las caras largas,

los corazones encogidos

y andanadas de reproches.

No se te ocurra explicar que

es por ti

aunque sea cierto

que no es por ellos.

Si lo haces te matarán

porque morirán por dentro

como si elegir tu soledad

les hiciera más pequeños.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *