Estamos de suerte. Vivimos en el siglo XIX, un momento del continuo espacio tiempo en el que puedo hablar de como escribir el borrador de una historia de fantasía para adultos sin parecer una loca. Demos las gracias a George R. R. Martin por escribir Canción de hielo y fuego y a HBO por hacer la serie.

Y ahora pongámonos a trabajar

¿Por donde empezar el borrador de una historia de fantasía para adultos?

historia de fantasía para adultos
Atenea, amiga imaginaria de la sabiduría. De la misma entidad que las musas, o sea, ninguna. No te ayudará a escribir más rápido el borrador de nada, pero aquí la dejamos porque haberlas hailas.

Pues lo primero de lo primero es conocer el género. Y darse cuenta de que la fantasía no la inventaron Martin, ni Tolkien, ni Rowling. La ficción fantástica es parte del ser humano. Antes de las cavernas, o sea, antes de ponernos a dibujar, nos inventamos historias de fantasía que explicaban por qué salía el sol o por qué brillaban las estrellas. Todas las mitologías son cuentos de fantasía para adultos. Desde la griega hasta los mitos hebreos. Desde Gilgamesh hasta la tradición oral de los nativos americanos. Aunque esto no quiere decir que la literatura fantástica tenga que incluir dioses.

Y a eso vamos:

Antes de empezar tu historia de fantasía, asegúrate de que conoces el género

Esto quiere decir que tendrás que haber leído novelas de fantasía. Está bien si quieres escribir porque las series de televisión con dragones y princesas te encantan, pero te aseguro que necesitarás algo más antes de empezar con tu propia novela fantástica.

Si no conoces el género que vas a tratar, es probable que repitas esquemas, historias, personajes y temas que ya se han escrito un millón de veces. Hablé de ello en este artículo sobre clichés de la fantasía.

Ojo, que a lo mejor lo que tú quieres es escribir otra novela de fantasía épica que contenga todos los tropos. Porque te encanta. Bien por ti. Siempre digo que para escribir hay que disfrutar. Pero si vas a hacer esto, dales una vuelta a esos tropos. Llévalos a tu terreno. Hazlos tuyos para que tu historia de fantasía no huela a refrito con aceite usado.

Ehhhhm. No, darle la vuelta a un cliché no es exactamente esto.

Algunos clichés de mundos fantásticos sobre los que tendrás que trabajar a conciencia si vas a usarlos:

  • Un grupo de viajeros se reúnen en una taberna. ¿Sabes quién emplea este lugar común y sale muy airosa de ello? Rocío Vega en La compañía amable y Rafael Hecka en Asesinato en siete dragones.
  • Un héroe que no quiere salir de su casa. A ver, entendámonos: el rechazo de la aventura es parte de las doce etapas del viaje del héroe. Lo más probable es que haya una escena, una frase, una línea de diálogo en los que aparezca. Pero los héroes que salen de su casa y se pasan toda la novela echando de menos el sofá de su casa nacieron con Sam Gamyi y se reprodujeron como esporas.
  • El chico inofensivo, granjero de pro, que saca las castañas del fuego a los demás. Durante la novela se transforma en un guerrero de la leche. Como, no sé, Conan. Si vas a usar este cliché, tendrás que convencer a tus lectoras de que hay un motivo para esa transformación. Sería bonito que no fuera lo de salvar a la princesa, por favor. Y si resulta que es un heredero al trono que no sabía que lo era, vas a tener que trabajar mucho para que la cosa funcione. Mira tú como acaba Jon Snow y eso que lo suyo era vox populi.

Cuidado con las razas

A ver, yo no soy partidaria de juntar a elfos, enanos, goblins y humanos en amable compañía porque Compañías ya hay una, la del Anillo, y no es muy probable que la mejores. Pero si lo que quieres es escribir usando ese tipo de personajes ¿por qué no les das una vuelta? Qué sé yo: crea un enano enclenque y poeta, para variar. Si todos los seres humanos somos distintos, no hay motivo para que todos los elfos sean iguales. Acaba con la fotocopiadora de personajes en cuanto tengas ocasión.

Cómo hacer tuyos los clichés de fantasía para adultos

Todas estas cosas aparecen en muchos libros de fantasía, pero la mayoría tienen funciones propias en Harry Potter. Vale, esto no es fantasía para adultos, pero la técnica puedes utilizarla igual.

Da a tu historia de fantasía detalles actuales

En una palabra: Quidditch. Hay un mundo mágico con escobas voladoras y ¿para que se usan esas escobas? ¿para caracterizar a las brujas? No: se usan para practicar deporte.

Lee de todo. Todo es susceptible de adquirir cierto tono de fantasía para adultos

Echa un vistazo a este artículo de Rocío Vega sobre diferentes tipos de fantasía. Ella misma dice que se deja muchos en el tintero. Por ejemplo mis favoritos. Cuanto más variadas sean tus lecturas, mejor serás capaz de identificar los temas más tratados y los modos más usados de tratarlos. Ojo, que de las malas novelas también se aprende. De hecho, anota lo que crees que hace mala a una novela y evítalo cuando empieces con el borrador de tu historia de fantasía.

La magia, mucho cuidado con la magia

En todas las historias de fantasía para adultos y para niños o en la fantasía juvenil hay algún tipo de magia. Y dentro de los elementos mágicos hay algunos que se repiten una y otra vez. Por ejemplo, los portales para pasar del mundo ordinario al mundo mágico: la plataforma nueve y tres cuartos en la saga de Harry Potter, el conjuro mágico renovado que hay que usar en La historia Interminable para salvar Fantasia, el suelo brillante del centro donde han encerrado a Lucía en Barro, una madriguera de conejo en Alicia en el País de las Maravillas.

La magia es poderosa y debes trabajar con ella antes de ponerte a escribir o puede que te juegue malas pasadas. Como a Rowling, que puede usar un giratiempo para salvar a un animal, pero no a Sirius Black, por ejemplo.

Por cierto, puesto que en tu historia de fantasía para adultos habrá magia, es mejor que enseñes cómo funciona. O si no tus lectoras creerán que no lo sabes, que les estás tomando el pelo. Y no quieres que quien te lee desconfíe de ti.

Admirar a autores de fantasía es Bueno; imitarlos, no tanto

Es imposible no tener influencias. Cuando leemos, si lo hacemos bien, nos impregnamos del ritmo de la novela, de las manías del autor… A mí me pasa que a veces, cuando me pongo a escribir después de haber leído algo en lo que he estado muy absorta, el tono de mis textos no parece mío. Esto es normal, pero no está bien. Ten cuidado con esto antes de ponerte con el borrador de tu novela de fantasía para adultos.

Y ten más cuidado todavía con copiar personajes o aventuras que han sucedido en tus libros favoritos. Las editoriales inglesas, después del boom inicial de Harry Potter, empezaron a recibir un montón de manuscritos protagonizados por:

  • Pequeños niños magos
  • Que no sabían que eran magos
  • Que tenían dos amigos
  • Iban a una escuela de magia tipo internado
  • Y hasta tenían una cicatriz en la frente.

En serio, no me lo invento. Esto pasó.

Cómo escribir el borrador de tu historia de fantasía para adultos paso a paso

borrador de una historia de fantasía para adultos
Mejor que no lo hagas a mano. Yo trabajo así, pero no lo recomiendo en absoluto.

En este artículo me centro en cómo escribir fantasía para adultos, pero lo cierto es que esta manera de escribir un borrador vale para todos los géneros.

¿Un método para controlarlos a todos?

Vale, ten esto en cuenta antes de seguir leyendo: por muy bueno que sea el método, a lo mejor no es bueno para ti. Así que, si te gusta lo que lees pruébalo. Haz el esfuerzo a ver qué pasa. Y luego se honesta: si no te funciona, déjalo. A cada uno nos va mejor una forma de trabajo y esta no tiene por qué ser la tuya.

También, si ves que una parte te va genial y otra no, usa lo que te sirva. Y cambia el método todas las veces que sea necesario hasta que des con algo que te permita escribir el borrador de tus historias de fantasía para adultos sin sufrir. Al final es de eso de lo que se trata.

¿Para quién está pensado este artículo?

Estos pequeños trucos son para personas que, como yo, tienen problemas con los esquemas muy largos. Los escritores de brújula no existen, cosa que sé porque yo soy escritora de brújula. Y esa no existencia nos tiene a mal traer.

Cuando me pongo a planear a lo bestia me pasa esto:

  • Me flipo con la historia y los personajes y no hago más que planes y planes y listas de bullet points
  • Al final me aprendo la historia de memoria
  • Cuando me pongo a escribir resulta que me he aburrido
  • Nunca termino esa historia
  • Entro en un bucle súper feo y me digo que no soy escritora ni soy nada.

Bueno, en realidad eso ya no me pasa porque he encontrado una manera mejor (para mí) de hacer las cosas.

Plantearse un objetivo

Cuando tengo una idea para una historia de fantasía para adultos, que es lo que estoy escribiendo estos últimos meses, sé más o menos cuántas páginas quiero que tenga. Así que lo que hago es plantearme cuánto quiero tardar en terminar el primer borrador y coger una calculadora.

Calculo cuántos días trabajaré a la semana y cuántas palabras quiero escribir en cada sesión.

Esto me funciona muy bien porque tengo una obligación concreta que llevar a cabo cada día. Y como soy una adicta de las palmaditas en la espalda, suelo escribir de más solo para sentirme bien conmigo misma.

Recordemos que el objetivo principal es escribir más rápido para no aburrirnos con la historia general y poder dar más lustre a los detalles, que es lo que nos gusta. Escribiendo a toda pastilla no vamos a crear unas páginas dignas del Nobel, pero tendremos un buen material para empezar a trabajar.

Es mejor tener una idea de por dónde va a ir la cosa

Blake Snyder en ¡Salva al gato!: El libro definitivo para la creación de un guion se pasa capítulo y medio diciendo que empezar a escribir está sobrevalorado. Y no me queda más remedio que darle la razón. Antes de empezar a escribir hay que saber, aunque solo sea más o menos, qué vamos a escribir. Él aconseja retrasar el momento de escribir el borrador de tu historia de fantasía para adultos hasta que seas capaz de decirles a tus amigos, con muy pocas palabras, de qué va. Y no solo eso: tienes que venderles tu obra (esa que todavía no has escrito) tan bien que quieran ir al cine a ver la peli.

Si además controlas la estructura en tres actos, es posible que, aunque no tengas un plan muy detallado de tu novela, sí que sepas cuáles son sus puntos clave y en qué momento sucederán. Ya sabes: puntos de giro, de inflexión, clímax y esas cosas.

¿Cómo crear esa mini estructura en tres actos?

La verdad verdadera s que podrías hacerte mecenas de mi Patreon. Allí explico cosas tan interesantes como esa. Pero, como lo que quiero es echarte un cable de verdad, te dejo aquí estas infografías que lo dejan bastante claro sin usar muchas palabras.

Haz clic en la imagen para ver las del segundo y tercer acto, que es gratis 🙂

En fantasía adulta, simplifica

El primer borrador de tu historia de fantasía para adultos no tiene que tener todos los elementos de la novela final. Por eso se llama borrador. A lo mejor ni siquiera has creado el famoso world building todavía. De eso se trata. Tienes que escribir un BORRADOR, una versión un poco pedestre de la novela que luego vestirás con detalles y a la que darás profundidad. Y ¿Cómo puedes simplificar?

  • No escribas las transiciones, por ejemplo: apuntalas. No hace falta que digas que June salió de casa pensando en bla bla bla camino de no sé dónde. Pones una nota: June sale de casa y va al escenario dos. Y sigues escribiendo el contenido básico de tu escena.
  • Deja la descripción para más tarde. En lugar de perderte en el detalle de como brillaban los ojos del picaruelo duendecillo escribe: «El duende (añadir descripción pícara) le clavó la punta de la navaja en el estómago. Añadir escena de dolor y lenta agonía». Ya vendrás más tarde a regodearte en los jadeos, los gemidos y la sangre que corre.
  • Trabaja en diferentes partes de la novela. Escribir de manera lineal puede hacer que bajes mucho el ritmo porque tienes que pensar cómo se llega de un lugar a otro. Pero si sabes (por aquello de la estructura en tres actos) que un personaje sale de su casa, pasa por un puente donde lo atraca un troll, hace un trato, va a un castillo y a una cueva y se echa de novio a un águila macho, puedes trabajar en la escena de la conquista amorosa sin necesidad de saber cuáles serán los términos del pacto que hace con el troll. Esto, además, te ayuda a darte cuenta de agujeros que tendrás que tapar después. Y elimina grandes dosis de aburrimiento.

Haz todo esto con los ojos brillantes porque te entusiasma el proceso. Recuerda que, al fin y al cabo, para escribir una historia de fantasía para adultos, tendrás que trabajar sobre este borrador rápido, tendrás que releerla, corregirla, reescribirla…

Pero eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Ahora puedes hacer una de estas dos cosas:


Entradas creadas 63

2 pensamientos en “Como escribir más rápido el borrador de una historia de fantasía para adultos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba