el argumento de la novela

Nosotras vamos a llamar argumento de una novela al pegamento que mantiene unidos los hechos de una historia. O, en otras palabras, los motivos por los que esos hechos suceden.


En una novela las cosas tienen que pasar por un motivo, las acciones deben ir seguidas de reacciones lógicas. Aunque esa lógica no sea la misma que rige nuestras vidas.

Si echas un vistazo a este artículo, verás que el argumento de una novela es uno de sus pilares fundamentales. Si no hay argumento, no hay novela pero, a pesar de ellos, yo lo trato en segundo lugar. El primero de la lista es la historia, de la que hablamos aquí. Pero ¿Qué es el argumento?

Lo que NO ES el argumento de una novela

Verás que muchos blogs de escritura creativa dicen que el argumento es la historia de la novela.

En muchos sitios verás que dicen que el argumento es lo que pasa en la novela, la trama, los acontecimientos. En algunas webs incluso se identifica el argumento con el tema de la novela.

Es lógico que exista esa confusión. Al fin y al cabo, argumento se usa como sinónimo de historia en la escuela. Pero la idea es dar un paso más y manejar los términos de la narrativa. Así que, a partir de ahora, ten esto en cuenta.

Lo que sucede en tu relato, los acontecimientos que llevan al protagonista de un lado a otro son LA HISTORIA.

El argumento es como el poder en la sombra, lo que hay tras esa historia y hace que se mantenga el pie.

Argumento equivale a motivos. El argumento son los motivos, las causas y consecuencias que hacen que ocurran unos hechos y no otros en tu historia.

Un buen relato, una buena novela, necesita las dos cosas: HISTORIA Y ARGUMENTO.

¿Puedes escribir una historia sin tener en cuenta el argumento?

Claro que sí. En el primer borrador de la novela puedes escribir sin control y, cuando repases, ya tendrás tiempo de analizar si todo lo que has escrito tiene sentido.

De hecho, es muy recomendable, si quieres escribir el primer borrador de tu novela rápido, que lo hagas así. Centrarse en lo principal, en los hechos, al principio, es la mejor manera de tener material con el que trabajar. Luego, en posteriores revisiones, tendrás que asegurarte de que lo que has escrito tiene sentido.

Pero recuerda que, aunque puedas empezar a escribir sin tener en cuenta el argumento, tendrás que trabajarlo más tarde. Porque


Que tus escenas, capítulos y el relato entero tengan lógica depende directamente del argumento de una novela.


Pongamos el ejemplo de caperucita que usa todo el mundo (porque es un cuento muy sencillo y con pocos pasaso intermedios)

Historia de Caperucita

Historia de Caperucita: una madre manda a su hija a casa de su abuela. Para llegar allí tiene que cruzar un bosque peligroso. De camino se encuentra con un lobo que, mediante artimañas, la engaña, llega a casa de la abuela antes que la niña, devora a la abuela y luego devora a la niña.

En el párrafo anterior solo se ven los hechos, lo que sucede en el relato. Y esos hechos forman la HISTORIA DE CAPERUCITA

Argumento de Caperucita

Argumento de Caperucita: una madre manda a su hija a casa de su abuela porque la abuela está enferma y hay que llevarle comida. De camino tiene que cruzar un bosque y allí se encuentra con un lobo que la engaña porque se la quiere comer. El lobo, porque prefiere comer dos veces por el precio de una, va a casa de la abuela, la devora y luego devora a la niña.

¿Ves la diferencia? Lo que llamamos argumento es la relación causal que une unos hechos del relato a otros.

Sin los motivos por los que cada personaje lleva a cabo sus acciones la historia no solo carece de lógica, sino de interés.

¿dónde nace el argumento de una novela?

El unicornio está extinto, los argumentos para libros de ficción, no

Cuando eliges contar unos hechos y no otros en una novela, lo haces porque tienes un objetivo. Para cumplir ese objetivo (contar una historia, dejar clara una idea, provocar una emoción determinada) necesitas determinadas herramientas. Una de las más importantes son los personajes.

Y otra de esas herramientas son los motivos que animan las acciones de esos personajes. Los motivos, el argumento, te ayuda a transmitir lo que deseas.

La pregunta imprescindible para que el argumento de una novela sea sólido: ¿Por qué?

La gran pregunta que debes hacerte cada vez que escribas algo es POR QUÉ.

Hay motivos válidos y motivos que no debes usar cuando escribas un relato.

Cuando te preguntes por qué pasa algo en tu novela y la respuesta sea que lo necesitas tú, como autora, algo marcha mal. Son los personajes los que deben necesitar hacer cosas, no tú. De hecho:

El porqué afecta a todo. Absolutamente a todo.

Los porqués de los personajes

Pregunta siempre por qué para diseñar tus argumentos

Todos queremos que nuestras protagonistas evolucionen, pero no las lanzamos a la boca del lobo sin motivo.

Si has dibujado una chica valiente pero prudente, no va a salir de casa de noche cuando oiga unos extraños ruidos en el jardín. Porque es prudente. Así que, si necesitas que salga al exterior a enfrentarse con un primer monstruo, más te vale que la saques por un motivo válido.

En Los Juegos del Hambre, Katniss, la protagonista, no quiere que la elijan como tributo. Nadie quiere. Pero cuando empieza la novela ella se presenta voluntaria.

Por supuesto, para contar su historia, la autora necesitaba que Katniss fuese un tributo. Y no le valía con que lo fuera por casualidad, eso no habría tenido el mismo valor emocional. Así que, aleatoriamente, decide que la elegida será la hermana de Katniss.

Hasta ahí, el motivo de la autora de que la hermana pequeña fuera el tributo está justificado. Todas las autoras tomamos decisiones en nuestro propio beneficio. Pero, a partir de ese momento, los que mandan son los motivos de los personajes.

El pegamento de la historia se forja alrededor de ellos.

Katniss prefiere arriesgarse a morir antes de permitir que su hermana participe en los juegos. Es una chica generosa, con ciertos traumas y con una historia familiar compleja.

En Capitán América, Steve Rogers se pasa media película metiéndose en peleas que no puede ganar. Pero no lo hace porque sea un matón barriobajero, sino porque siempre tiene que hacer lo correcto. Eso es algo que está en su naturaleza.

Si el argumento elegido por los escritores para justificar las acciones de Rogers hubiera sido otro, la historia habría sido diferente.

El argumento convierte los hechos en una historia o en otra.

Los porqués del conflicto, sus motivos

A la hora de diseñar un conflicto que arrastre a tu protagonista fuera de su zona de confort, debes tener en cuenta que debe importarle lo suficiente. Además, debe estar alineado con aquello de lo que tu protagonista carece o con aquello que desea.

El objetivo de Steve Rogers es luchar en la guerra para defender a su país de los nazis. Por eso, que para él es muy importante, se somete a un tratamiento que podría matarlo.

Los porqués de los obstáculos

Diseña problemas que tengan algún tipo de relación con el tema de la narración. O si no, por muy trepidante que sea tu novela, tu lectora va a sentir que le tomas el pelo.

Steve quiere luchar y la mayor parte de los obstáculos que aparecen en la película Capitán América tienen que ver con que no puede hacerlo: op bien es un alfeñique o bien lo convierten en un payaso de circo.

Los porqués del clímax

El clímax es el momento en el que se resuelve el conflicto principal de la narración. Así que más te vale que los motivos que van a llevar a tu protagonista a esa acción climática que va cambiar su vida estén justificados.

Para que funcione habrás tenido que trabajar en ellos durante toda la novela.

Los porqués del desenlace

Si todo ha ido bien y has construido los motivos de tu historia, tus personajes, tu conflicto, tus obstáculos y tu clímax, el desenlace será la consecuencia natural de todo lo anterior. Cuando termines de escribirlo podrás compararlo con el comienzo y hacer una especie de fotografía del antes y el después.

¿Quieres saber más sobre el argumento y los motivos de tu historia? En este artículo profundizo sobre ellos con un montón de ejemplos.

el argumento de una novela - segunda lección del curso como escribir una novela de Alicia Pérez Gil

Para que no te vuelvas loca, te enlazo aquí los capítulos anteriores de este minicurso para escribir una novela y el post con recursos para escritoras. Y si ya sabes todo lo que necesitas para escribir una historia, te dejo un post con 20 ideas para relatos de terror.
Espero que los disfrutes mucho ambos.

  1. Los elementos fundamentales del relato
  2. Cómo escribir una historia que se convierta en una novela increíble
  3. Como aprender a escribir una novela
  4. Ideas para escribir una historia de terror

¿Y ahora qué?

¿Te ha parecido útil este artículo? Mientras lo escribía me he tomado un café. Si quieres, puedes invitarme al del próximo post justo aquí. Te lo dedicaré encantada. Me gusta con mucha leche y sacarina.

Si necesitas ayuda para poner en práctica todos estos consejos, únete a Patreon. Y si lo que quieres es que no se te pierda esta información, suscríbete a mi lista de correo. Recibirás un descargable en unos pocos días y luego todas las nuevas publicaciones una vez a la semana. 

Subscribe

* indicates required
Entradas creadas 151

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad