Skip links

El argumento de una novela es como un niño en su etapa repelente ¿por qué?¿Por qué?¿Por qué?

Niño haciendo preguntas

Si echas un vistazo a este artículo, encontrarás que el argumento de una novela es uno de sus pilares fundamentales. Yo lo trato en segundo lugar. El primero de la lista es la historia, de la que hablamos aquí. Pero ¿Qué es el argumento? Nosotras vamos a llamar argumento al pegamento que mantiene unidos los hechos de una historia. O, en otras palabras, los motivos por los que esos hechos suceden. 

En una novela las cosas tienen que pasar por un motivo, las acciones deben ir seguidas de reacciones lógicas. Aunque esa lógica no sea la misma que rige nuestras vidas. 

Somos nosotras, como autoras, las que decidimos cuáles son las consecuencias que las decisiones de los personajes acarrean. Y, sin embargo, tenemos que plasmar esas decisiones con la habilidad suficiente para que parezca que, efectivamente, ese personaje ha tomado una decisión de manera independiente.

El unicornio está extinto, los argumentos para libros de ficción, no

Los personajes no nacen, se hacen. Tampoco es que se hagan ellos solos: los haces tú. Y cuanto antes te sientas cómoda con esta idea, antes empezará a irte mucho mejor en el oficio de escritora. Si cedes el control de tu obra a seres inexistentes, como los personajes, no podrás crear motivos sólidos. 

Eliges contar unos hechos y lo haces porque persigues una finalidad determinada. Tus personajes son herramientas. Herramientas que tienen que parecer personas con libre albedrío.

Sí, eres una diosa. Solo en este sentido, pero lo eres. Recuerda además que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Tus lectoras no deben ser capaces de ver las puntadas con las que has cosido a tus marionetas ni los hilos con los que las mueves. Eres una diosa, sí. Y también una mano oscura que teje una trama que debe parecer real.

Aquí nacen los motivos: de la necesidad de transmitir una idea determinada, de la necesidad de contar la historia que quieres contar.

La pregunta imprescindible para que el argumento de tu novela sea sólido: ¿Por qué?

Pregunta siempre por qué para diseñar tus argumentos

La gran pregunta que debes hacerte cada vez que escribas algo es POR QUÉ. Sabrás que lo que has escrito no debe estar ahí cuando la respuesta al por qué sea no lo sé, porque sí, o porque me hace falta.

El porqué afecta a todo. Absolutamente a todo.

Los porqués de los personajes

Todos queremos que nuestras protagonistas evolucionen, pero no las lanzamos a la boca del lobo sin motivo. Si has dibujado una chica valiente pero prudente, no va a salir de casa de noche cuando oiga unos extraños ruidos en el jardín. Porque es prudente. Así que, si necesitas que salga al exterior a enfrentarse con un primer monstruo, más te vale que la saques por un motivo válido.

En Prometheus hay una escena que me saca de quicio: los científicos (científicos) están en una extraña cueva y algo se mueve en el agua. Pues bien, en lugar de alejarse y alumbrar bien, se arrodillan, se acercan al agua y se encaran con el bicho. ¿Por qué demonios…? Pues porque al guionista le hacía falta un personaje infectado. 

 

Los porqués del conflicto

A la hora de diseñar un conflicto que arrastre a tu protagonista fuera de su zona de confort, debes tener en cuenta que debe ser un conflicto que le importe lo suficiente. Además, debe estar alineado con aquello de lo que tu protagonista carece o con aquello que desea. 

  • Una millonaria feliz no va a emprender la aventura de su vida en busca de una canica corriente a no ser que esa canica represente otra cosa.
  • Una niña malvada no va a querer volverse buena si todo le va de perlas siendo una satanasa de cuidado. 

 

Los porqués de los obstáculos

Diseña problemas que tengan algún tipo de relación con el tema de la narración.

Si tu protagonista tiene que regresar al presente, diseña obstáculos que le impidan tomarse su tiempo para hacer las cosas o el sentido de urgencia desaparecerá. Ver Regreso al futuro 🙂

Los porqués del clímax

El clímax es el momento en el que se resuelve el conflicto principal de la narración. Así que más te vale que los motivos que van a llevar a tu protagonista a esa acción climática que va cambiar su vida estén justificados.

Los porqués del desenlace

Si todo ha ido bien y has construido los motivos de tu historia, tus personajes, tu conflicto, tus obstáculos y tu clímax, el desenlace será la consecuencia natural de todo lo anterior. Cuando termines de escribirlo podrás compararlo con el comienzo y hacer una especie de fotografía del antes y el después. 

Como ejercicio, repasa alguna de las narraciones que hayas escrito y pregúntate por qué pasa lo que pasa y no otras cosas. Cuestiona las razones de tus personajes para comportarse como se comportan. ¿Son acordes con su carácter? ¿Chocan? ¿Te sirven a ti como autora pero a ellos no? ¿Y el conflicto? ¿Están recorriendo el desierto en busca de un paquete de pipas o sus razones para abandonar el confort del hogar son fuertes y válidas? ¿Qué pasa con los problemas que tienen que solventar? ¿Se adecuan esos obstáculos al tema? ¿Sabes de qué habla tu historia?

el argumento de una novela - segunda lección del curso como escribir una novela de Alicia Pérez Gil

Para que no te vuelvas loca, te enlazo aquí los capítulos anteriores de este minicurso para escribir una novela y el post con recursos para escritoras. Y si ya sabes todo lo que necesitas para escribir una historia, te dejo un post con 20 ideas para relatos de terror.
Espero que los disfrutes mucho ambos.

  1. Los elementos fundamentales del relato
  2. Cómo escribir una historia que se convierta en una novela increíble
  3. Como aprender a escribir una novela
  4. Ideas para escribir una historia de terror

¿Y ahora qué?

  •  Hay mucho más contenido para lectoras ávidas y escritoras en ciernes  en mi Patreon desde 1 $ al mes. ¡Hazte mecenas  para disfrutar leyendo y ayudarme a que siga escribiendo!
  • O apúntate a la lista de correo y, solo una vez al mes, recibirás un mensaje por mail con los artículos en PDF, sin fotos, para que puedas imprimirlos, estudiarlos o lo que quieras 🙂

Recibe los PDFs por correo una vez al mes

* indicates required

A lo mejor no puedes hacerte mecenas, pero quieres echarme un cable de vez en cuando 🙂

Te dejo un botón de donaciones y te doy las gracias desde ya.

¡Gracias!

Sin ti no podría seguir escribiendo.

Envía un comentario

Name*

Website

Comentario