EL CLÍMAX NARRATIVO Y LA CREACIÓN DEL MOMENTO MÁS SATISFACTORIO

El clímax narrativo es el punto donde convergen todos los hechos, personajes, conflictos y obstáculos de la historia. Pero no solo eso. También es el momento en el que se da un cambio irreversible y completo en la protagonista y,  con suerte, en el resto de personajes y en el mundo que los rodea.

Cómo crear el clímax narrativo perfecto

Para crear clímax poderosos debemos escribir cada frase pensando que es una baldosa amarilla que nos llevará un poco más cerca de la ciudad mágica de Oz. Cada párrafo es un trayecto de ese camino y cada capítulo es una jornada del viaje. Así, cuando lleguemos a Ciudad Esmeralda y conozcamos al mago, todas las emociones que hemos ido construyendo florecerán o se marchitarán creando una emoción posterior diferente de las anteriores pero que las contiene y supera. 

Aunque después del clímax no se acaba el mundo porque llega el desenlace.

¿Afecta al clímax de la narración que escribas un final abierto o cerrado?

El clímax de la narración puede variar

En el clímax se contestan todas las preguntas que se han ido sembrando a lo largo de la historia. También se satisfacen todas las emociones implantadas en las lectoras. Si tu novela tiene más de una trama, ésta finalización cerrada debería aplicarse a la trama principal.

No siempre es así y existen multitud de buenas obras con un final abierto que no cierra nada en absoluto. Como Carne.

Pero la mayor parte del público lector prefiere las historias cerradas. Aun así, no todas las lectoras son iguales. Existen lectoras racionales y lectoras emocionales. La diferencia entre unas y otras es que las primeras leen para pensar, porque les gusta ejercitar las neuronas. Las segundas leen para llorar, reír o asustarse. El tipo de satisfacción que obtienen de una misma obra es diferente y tú debes tratar de satisfacer a ambas.

Un clímax narrativo que ofrezca un cambio total e irreversible, responda a todas las preguntas planteadas por la narración y satisfaga todas las emociones del público provocará un FINAL CERRADO. Un clímax narrativo que deje una pregunta o dos sin responder y alguna emoción sin satisfacer resultará en un FINAL ABIERTO.

El clímax de la novela revela el tema de la misma

El clímax narrativo deja claro el tema de la historia

Puede que hayas estado mareando a la lectora con idas y venidas, con subtramas más o menos interesantes. Pero cuando llegue el momento de la verdad, cuando resuelvas todas esas tramas y emociones, quedará claro cuál era el tema central de tu novela.

Claro, que para que eso funcione, el tema tiene que haber estado ahí de manera latente. No sirve terminar una novela con una escena de gran tensión que no tenga nada que ver con lo que has estado construyendo. Que la lectora y quizá la protagonista se den cuenta de lo que está pasando en el clímax o gracias a él, no quiere decir que sea algo nuevo y desconectado de la historia.

Y por eso el clímax es odioso. No importa cuánto hayas trabajado para crear una buena historia: trabajarás más para construir un buen clímax que la cierre como merece.

Pero ¿en qué consiste el clímax narrativo?

Te he dicho lo que es: el momento en que se resuelve todo lo planteado hasta el momento. Pero no te he dicho en qué consiste.

Por supuesto, cada tipo de historia tiene un clímax diferente. Si estás escribiendo un relato lleno de acción, lo más probable es que en el clímax le des a tu lectora muchas explosiones, o una gran persecución. Algo que sea mucho más impresionante y emocionante que lo anterior y que termine con la detención de los malos. 

En una historia de amor, el clímax es completamente emocional: el reencuentro de la pareja, la declaración de amor, la ruptura… Te pasas un montón de páginas escribiendo acerca de las idas y venidas amorosas de una pareja y luego las resuelves tras un gran momento de tensión.

El significado es lo que hace potente cualquier clímax que se precie

https://www.youtube.com/watch?v=m8HpBG3QGts

El vídeo son solo extractos de películas en ls que se dice que la vida no tiene sentido, pero las frases son preciosas y, bien mirado, debes evitar que tus lectoras crean que tu novela no ha significado nada

¿Por qué tantos tipos de clímax sirven para lo mismo? Porque el clímax no es una cuestión de qué pasa o cómo pasa. El clímax es una cuestión de significado.

¿Qué significa que el malo explote por los aires? Que el bien triunfa.

¿Qué significa que el amor sea la guinda del pastel navideño? Que la Navidad es, de verdad, mágica.

¿Qué significa que Adana no abra la puerta? Lo decide la lectora porque el final es abierto.

¿Qué significa la muerte de Romeo y Julieta? Que la realidad termina mandando y que el amor no está por encima de todo.

¿Qué significa que Gollum se coma el dedo de Frodo? Que el mundo se salva, pero la amenaza continúa porque nadie es inmune al poder del mal.

Por eso, tu tarea cuando construyas el clímax de tu historia es dotar al mismo de significado. Tienes que delimitar el tema de una vez por todas, satisfacer las emociones y las preguntas de la lectora y dotarlo de un significado real para que el cambio que produce en los personajes sea de verdad profundo e irreversible.

https://www.youtube.com/watch?v=qxhLlE1feNc

El desenlace

Las novelas no terminan en el clímax. Aunque sea este el punto en el que se resuelven la mayoría o incluso todas las cuestiones planteadas desde el principio de la historia. 

El hecho es que los desenlaces sirven para tres cosas.

La menos literaria y quizá más importante es que deja a la lectora tiempo para que asuma lo que ha sucedido. Porque si dejas a la lectora en el punto de máximo apogeo de las emociones, no le das tiempo a salir del libro. Es como tirarla a un lago de aguas frías.

En segundo lugar, la resolución o desenlace puede servir para solucionar tramas secundarias. Aunque lo más importante de tu relato quede resuelto en el clímax, siempre está bien recortar cabos sueltos o decirnos qué pasó con esa secundaria a la que enviaste a una misión suicida. 

En tercer lugar, el desenlace puede emplearse para mostrar las consecuencias del clímax en la sociedad. Cuando hablamos de los obstáculos mencionamos que, en las tramas que lo permitan, hay que ampliar la influencia de la historia desde unos personajes principales hasta el mundo entero. Se trata de mostrar en qué consiste el “vivieron felices para siempre”.

El clímax en la narración

Y esto es todo. Aquí termina el mini curso para escribir una novela. Recuerda que solo te he hablado de los elementos absolutamente imprescindibles para que tu obra se pueda considerar completa.

Para que no te vuelvas loca, te enlazo aquí los capítulos anteriores de este minicurso para escribir una novela y el post con recursos para escritoras. Y si ya sabes todo lo que necesitas para escribir una historia, te dejo un post con 20 ideas para relatos de terror.
Espero que los disfrutes mucho ambos.

  1. Como aprender a escribir una novela
  2. Los elementos fundamentales del relato
  3. Cómo escribir una historia que se convierta en una novela increíble
  4. El argumento y los motivos.
  5. Crear personajes inolvidables
  6. Todo lo que debes saber sobre el conflicto en la novela
  7. Los obstáculos en la novela, creadores de tensión y ritmo
  8. Ideas para escribir una historia de terror

Pero además, me encanta enseñar tanto como a ti aprender, así que he escrito un manual de técnica narrativa que me habría encantado tener al lado cuando empecé a escribir en la lejanísima década de los ochenta. 

Si estos artículos te parecen interesantes, el libro te fascinará. Está disponible en papel justo aquí. Pero también lo tienes en formato electrónico en Lektu y en el propio Amazon 🙂

Escribir desde los cimientos
Contraportada Escribir desde los cimientos

¿Y ahora qué?

  •  Hay mucho más contenido para lectoras ávidas y escritoras en ciernes  en mi Patreon desde 1 $ al mes. ¡Hazte mecenas  para disfrutar leyendo y ayudarme a que siga escribiendo!
  • O apúntate a la lista de correo y, solo una vez al mes, recibirás un mensaje por mail con los artículos en PDF, sin fotos, para que puedas imprimirlos, estudiarlos o lo que quieras 🙂

A lo mejor no puedes hacerte mecenas, pero quieres echarme un cable de vez en cuando 🙂

Te dejo un botón de donaciones y te doy las gracias desde ya.

¡Gracias!

Sin ti no podría seguir escribiendo.





Entradas creadas 76

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba