Alicia Pérez Gil

Hay varios lugares relacionados con el terror que me gustaría visitar: el estado de Maine, donde suceden la mayoría de los libros de Stephen King, y el Museo Warren, mucho más pequeño pero también mucho más malvado. Lamentablemente, este último está cerrado y, desde la muerte de Lorrain Warren, no se sabe a ciencia cierta si se volverá a abrir.

A veces me da la sensación de que pierdo el tiempo soñando con cosas que ni han existido ni existirán, pero en eso consiste leer y en eso consiste escribir. ¿No te pasa lo mismo a veces?

Pues entonces vamos a hacer una pequeña visita a este museo de los horrores. Porque guarda objetos que nos ayudarán a encontrar temas, personajes y trasfondos increíbles para nuestras historias de terror. Este museo del ocultismo es una enorme madeja con un montón de hilos de los que tirar. Diviértete con el espectáculo y a