Alicia Pérez Gil

Ya os conté que con la llegada del otoño habría colaboraciones externas en el blog. Y os avancé que Carlos S. Baos hablaría de gordofobia en la ficción. Pues bien, hoy es ese día.

Carlos ha escrito un artículo medido, sobrio y muy informativo. Leedlo con cuidado. No estoy segura de si es algo para disfrutar, pero sí lo estoy de que hay mucho que aprender en él.

La gordofobia en la ficción mainstream

Este vídeo no estaba en el artículo de Carlos, pero es un buen ejemplo de lo que pasa a menudo con las personas gordas. 

El rechazo a las personas gordas no es algo nuevo. Mad Max: Fury Road hace una comparativa de «mujeres gordas = ganado», aquello en lo que las chicas delgadas que protagonizan la peli no quieren convertirse; Steven Universe, de la serie homónima, activa un poderoso cañón con la contraseña «Si todas las chuletas fueran perfectas, no existirían los perritos calientes», una frase que simboliza el amor de sus padres, que, ¡casualidad!, también son gordos; Mr. Increíble, en la primera película de Los Increíbles, entra y sale de una depresión que se representa con un aumento y una pérdida de kilos; Crabble y Goyle, los secuaces de Draco Malfoy en la saga de Harry Potter, caen en una trampa y son envenenados porque deciden comerse dos magdalenas que se encuentran flotando en mitad de un pasillo. La lista es larga.

¿Por qué quiero llamar la atención sobre la gordofobia?

Ninguno de los mencionados son casos sueltos, sino clichés que si solo aparecieran de forma individual no resultarían tan negativos. Las depresiones pueden provocar cambios en la conducta alimenticia, por ejemplo, y creo que a todos nos encantaría tener un cañón para activarlo con nuestra comida favorita (mi cañón se llamaría Croqueta Coqueta y no podéis detenerme). Sin embargo, el problema de estos clichés es que se repiten hasta la saciedad y, muchas veces, se convierten en la única representación que se nos concede a las personas gordas.

Por si fuera poco, estos tropos se dan mayoritariamente en personajes gordos, cuando no son exclusivos de ellos, a pesar de que muchos problemas o situaciones que plantean podrían ocurrirles a cualquier persona. Los símiles que generan estos tropos contrastan con la inmensa variedad de personajes con cuerpos normativos. Así, se crea una separación en la que las personas con normopeso acceden a roles protagonistas y personajes complejos con un gran surtido de vivencias y emociones; mientras que las personas gordas se quedan atascadas en roles secundarios y pocos flexibles. Las personas gordas son Las Otras y el perfil de dicha otredad queda claro: insalubres, perezosas, conformistas, depresivas, glotonas, incluso malvadas a veces. Eso son las personas gordas. Eso somos.

Los clichés más comunes de la gordofobia en ficción

En un principio, en este artículo quería abordar el tema comentando algunos de mis personajes gordos preferidos en cuanto a su tratamiento, pero creo que será más interesante si os expongo algunos de estos clichés y después os doy ejemplos mejores o peores de cada uno.

Personaje Exdelgado

El exdelgado es un personaje gordo que anteriormente estuvo delgado. El cambio de peso puede darse dentro de la historia o puede formar parte del trasfondo del personaje. Normalmente, dicho cambio se representa como un salto al abismo: la etapa delgada suele ser la etapa feliz, mientras que los kilos traen los problemas, los agobios, la dejadez, la amargura, la depresión, etc.

A veces, los kilos llegan después de un golpe duro y el drama del personaje se retroalimenta. También es común que un personaje exdelgado lamente su estado actual y glorifique su yo pasado.

Peter B. Parker (Spiderman: un nuevo universo)

Es una versión del superhéroe araña al que la vida ha tratado mal y, como consecuencia, ha cedido a sus impulsos más primarios y ha engordado. La película lo utiliza como alivio cómico en ocasiones, sobre todo en escenas relacionadas con comida.

Úrsula (La Sirenita)

LA GORDOFOBIA EN DISNEY

Es un caso particular, ya que el pasado de esta malvada sirena fue revelado en el comic Disney Villains: top secret files, donde nos muestran a una joven y delgada Úrsula, cómo no, comiendo. 

Queda patente en la imagen.

Varios ejemplos de Canción de hielo y fuego

Robbert Baratheon, Lysa Arryn, Mace Tyrell e Illyrio Mopatis son todos personajes que en juventud ostentaron una gran belleza y un cuerpo delgado y musculoso que perdieron por la edad, la bebida, o, en el caso de Lysa, una serie de embarazos y partos.

The Big Bang Theory

La madre de Howard. pese a no aparecer de cuerpo entero en la serie, grita a menudo lo guapa que era de joven y no como ahora.

Modern Family

Andy sufre de estrés tras una noticia que le dan, avanzada la serie, y lo palia comiendo guarrerías.

Thor (Avengers: Endgame)

Thor se ve incapaz de superar cierto suceso, que lo lleva a retirarse en todos los sentidos posibles. Se pasa el día comiendo, bebiendo y sentado, jugando a la consola. Su gordura se convierte en alivio cómico y se hacen varios chistes en su honor.

 

El Exgordo

Ami Wong, de Futurama, antes de adelgazar

Este es un personaje delgado que ant