Skip links

¿Escribieron las mujeres en revistas pulp?

¿Han formado las mujeres parte de la sociedad desde el principio de los tiempos? Supongo que la respuesta que se te viene a la cabeza es que sí, ¿verdad? Pues es la misma que tienes que usar para la primera pregunta. Las mujeres escribieron y escriben en revistas pulp. Claro, que hay una diferencia entre lo que es el pulp y lo que fue entre los años 20 y los 50.

De hecho, en la obra Women and the birth of science fiction, Eric Leif Davin publica una lista de 203 mujeres que escribieron para revistas pulp entre 1926 y 1960.

¿Qué es el pulp?

Originariamente, el pulp no se consideraba un género literario. Se llamaba pulp a las revistas fabricadas con pasta de papel barata y, por extensión, a todo lo que se publicaba en ellas.

Durante la época en que las revistas pulp estuvieron de moda, los relatos que publicaban no se restringían únicamente a los géneros no realistas. Novela negra, romance, western… Todo lo que se imprimiera en aquellos volúmenes de edición regular y coste mínimo, se consideraba pulp.

Las novelas rosa de Corín Tellado, que escribió más de 4.000, son el máximo exponente del pulp español. Pero nosotras vamos a centrarnos hoy en el pulp fantástico y en el papel que tuvieron en él las mujeres. Ya hablé de él en este artículo sobre el terror pulp de Bruguera.

Características del pulp

En contra de la opinión popular más extendida, no existió nada llamado pulp fiction más allá de la película de Tarantino. Como decía más arriba, todo lo que se publicaba en revistas pulp se consideraba pulp. Si tenemos que buscar unas características comunes a la enormísima cantidad de relatos de diferentes géneros que se publicaron de esa manera, podemos extraer las siguientes:

  • La trama era más importante que los personajes
  • Abundaban las aventuras desenfrenadas y la intriga
  • Dialogo y narración quedaban en un segundo plano
  • El estilo y la calidad también sufrían porque, aunque algunas grandes autoras publicaban en revistas pulp, la demanda era demasiado alta para perder demasiado tiempo en cuidar la forma.
  • Los argumentos de los relatos aparecidos en revistas pulp explotaban elementos considerados exóticos, ya fuera por cuestión de raza, de sexo, de clase social o de localización geográfica.
  • Por lo general los relatos están llenos de fuertes emociones.
  • Lo habitual era que el bien triunfase sobre el mal.
  • El objetivo del pulp era, por encima de todo lo demás entretener. Las portadas súper sensacionalistas lo prueban

Con todo esto en cuenta, podemos hacernos una idea del nivel de misoginia, racismo, homofobia y prejuicios de todo tipo que nadaban en el caldo de cultivo del pulp.

¿Por qué se cree que las mujeres no escribieron en las revistas pulp?

Pues nuestras amigas Kröger y Anderson ponen el foco en el hecho incontestable de que muchos de los ejemplares de revistas pulp de gran éxito han desaparecido. La pasta de papel barata no se conserva bien, las compradoras de este tipo de publicaciones no se preocupaban de conservarlas y por tanto hemos perdido la mayor parte de las fuentes.

Esto se aplica sobre todo a las revistas pulp de principios del siglo XX. Los coleccionistas, afortunadamente, hacen una gran labor de recuperación de las obras que aparecieron más tarde. De hecho, existen pruebas fehacientes de que mujeres como Johanna Russ y Ursula K, Leguin enviaron y publicaron sus obras en estas revistas.

Te recuerdo que esta serie de artículos para el #LeoAutorasOctubre empieza con un resumen de un libro de Russ.

¿Pero qué pasó en realidad con aquel maremágnum de publicaciones pulp?

Los tiempos cambian y los gustos del público también. El pulp no ha desaparecido, pero sí ha mutado. Aunque, sobre todo, lo que ha hecho desaparecer de la faz de la tierra los nombres de aquellas escritoras de revista pulp, ha sido un giro en la percepción de la ciencia ficción.

Los estudiosos y los críticos literarios le han prestado más atención a la ciencia ficción experimental que la literatura popular del mismo género. El boom de escritoras de ciencia ficción que se dio durante la segunda guerra mundial y el hecho de que el foco virase hacia sus obras, hizo que el trabajo de sus predecesoras cayera en el olvido.

¿No os suena a aquello que decíamos sobre carecer de referencias? De nuevo con las revistas pulp parece que las mujeres empezamos a escribir por primera vez.

El neopulp, hijo de su padre, pero más acorde con los tiempos que corren

Pulpture Neopulp

El pulp, como la energía, no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Aunque la primera mitad del siglo XX sirve como fecha para etiquetar su aparición, lo cierto es que los penny dreadful anteriores también se imprimían en papel muy barato y también contenían historias con mucha sangre, mucho aspaviento y muchísimas emociones.

En cualquier caso, íbamos a hablar ahora del presente y del futuro del pulp; es decir, del neopulp, la etiqueta que se emplea para hablar de las obras contemporáneas que contienen varias de las características del pulp pero que han limado los prejuicios ideológicos que hacen que la lectura de un número antiguo de Weird Tales se nos haga cuesta arriba.

Menos homofobia, menos misoginia, menos racismo y la misma dosis de aventuras.

En cualquier caso, si te interesa el pulp, echa un vistazo a www.relatospulp.com. Una web completísima escrita por personas enamoradas de este tipo de literatura. Obligada referencia.

¿Tenían menos éxito las mujeres del pulp que sus contemporáneos varones?

Las mujeres de las revistas pulp tuvieron mucho éxito

Si consideramos que los nombres que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de pulp son masculinos (Poul Anderson, Ray Bradbury, Raymond Chandler, Arthur C. Clarke, Robert E. Howard, Jack London o H. P. Lovecraft), cabría pensar que a las escritoras pulp se les hacía menos caso.

El hecho sin embargo es que no. De entre todas las personas que publicaron sus relatos en Weird Tales las que más correspondencia recibieron fueron:

  • Greye Laspina
  • Everil Worrell
  • Mary Elisabth Counselman
  • Eli Colter
  • G. Pendarves

Counselman fue, además, una de las mujeres más prolíficas y entre 1933 y 1953 publicó 33 historias y 6 poemas. Eso son más de doce historias al año; así que publicaba cada mes.

Pero es que las reinas del pulp también eran ilustradoras.

La portadista más popular de Weird Tales fue al cole con el amigo de los niños, Walt Disney. Margaret Brundage, que tenía cierta tendencia a incluir látigos, cuerdas y cadenas en sus dibujos, ilustró 66 portadas de esta revista pulp; incluyendo las nueve de Conan el Bárbaro.

Hablando de Conan ¿Sabeís quién tiene un relato en una antología basada en Cimmeria? Pues yo misma. En él revisito la aventura de Conan en el país de los lotos. Con cierta influencia de Héroes del Silencio, no nos vamos a engañar.

Cimeria, una antología de la edad Hiboria, reúne seis relatos centrados en el universo howardiano de Conan  gracias a la lírica de un buen puñado de destacados autores dentro de la actual escritura de género; Francisco Jota-PérezAlicia Pérez GilAlbert KadmonSergi G. OsetNieves Mories y Ricard Millàs, así como las ilustraciones de Núria Millàs.  Una explosión de espada y brujería que sin duda dejará al lector pulp con ganas de más.

Pero vamos a lo que nos ha traído aquí, que se me va la tecla.

Mujeres que escribieron en las revistas pulp

Como en todas las ocasiones anteriores, solo mencionaré un par, pero si lees inglés, te interesará este artículo de Gizmodo: Badass women of the pulp era.

Mary Elisabth Counselman (1911 -1995)

Mary Elisabeth Counselman y varias publicaciones pulp

Fue Counselman una belleza sureña. Ya sabéis, como Escarlata O’Hara, que iba a misa con sus guantecitos de encaje blanco y se protegía la pálida tez con un bello sombrero de ala ancha.

O a lo mejor no; porque, de hecho, la versión del sur de USA que esta mujer pinta en sus obras es más bien oscura y aterradora.

Counselmán nació en una plantación en Alabama. Hasta ahí nada extraño para una damisela de la confederación. Algunos la llaman la Stephen King de Alabama, lo que ya empieza a hacernos levantar la ceja.

Y no es para menos, porque escribió ocho novelas y multitud de historias para revistas pulp como Weird Tales; pero también para The Sunday Evening Post y Good HouseKeeping. Hay que saber moverse en los palacios, pero también en las tabernas.

Durante la adolescencia escribió el relato Los tres peniques marcados, que apareció en Weird Tales en 1934 y se reimprimió la friolera de 17 veces en 9 idiomas.

Estudió, se graduó y trabajó como reportera para el periódico de su localidad, Birmingham, y también enseñó escritura creativa de vez en cuando. Pero nunca dejó de escribir.

Las reliquias de la muerte

La primera vez que leí el capítulo sobre Counselman tuve un flash que me llevó directamente a Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Y es que resulta que Los tres peniques marcados va de unas monedas que al parecer están en circulación en un pueblecito del sur de USA. Una de ellas da riqueza, la otra te permite viajar y la otra, pues te mata. La cuestión es que nadie sabe qué moneda hace cada cosa.

Vale, el paralelismo con Jotacá se detiene ahí, pero no puedes negar que existe.

Mujeres que escribieron en revistas pulp (1)

En Weird Tales publicaron esta historia como filtro, para comprobar si la muchacha valía para esto, y la respuesta de las lectoras fue apabullante. Incluso se adaptó para la radio. En 1952, además, se emitió como capítulo de la serie The Unforseen en televisión.

Claro, que el relato de Counselman que más me llama la atención es Los no deseados, una historia en la que una mujer sin hijos acaba haciendo de madre de los espíritus de bebés abortados. Si este no es tu primer contacto conmigo sabrás por qué digo que claro que este es el cuento que más me llama. Si eres nueva, echa un vistazo a este artículo sobre madres y literatura.

Los inescrutables caminos de internet me han llevado a la traducción de otro de sus cuentos: Las cucharas del mono, que puedes leer en la web dedicada al pulp RelatosPulp.com.

Si hablas inglés, puedes oír/ver La estatua de piedra negra. La narradora habla despacio y muy clarito, así que también te sirve para mejorar tus listening skills.

Eli Colter (1890 -1984)

Eli Kolter, autora en publicaciones Pulp

¿Y que podía escribir Eli Colter más que weird western? En realidad la pregunta es un poco tramposa, porque Eli Colter es el seudónimo de May Eliza Frost, nacida y criada en Portland, Oregon, que perdió la vista a los trece años. La recuperó más tarde, pero al parecer quedarse ciega espoleó su ambición, la empujó a estudiar y a comenzar su carrera como escritora.

No publicó su primera historia hasta los 32 años, allá por 1922, y lo hizo en la revista Black Mask, que se dedicaba sobre todo a ficción relacionada con el crimen y el misterio.

No se ha escrito mucho sobre ella, así que nuestras amigas Kröger y Anderson han tenido dificultades para trazar la línea de su carrera, pero sí se sabe que se la conoce sobre todo por sus westerns. Publicó 15 en Weird Tales y un buen puñado para Strange Stories.

Echa un vistazo aquí para más diversión. 

¿Qué es el weird western?

Pues si se escribiera en España, el weird western sería algo así como una extraña combinación entre marcial Lafuente Estefanía y Ada Coretti. Lo que viene a ser historias del salvaje oeste americano con sus pistoleros y sus cuatreros y sus forajidos, pero con cierto tinte sobrenatural. O al revés, historias sobrenaturales con cierto tinte del far west. El subgénero ganó cierta fama en 1970 con la publicación del cómic de DC Jonah Hex, pero escritores como Robert E. Howard lo popularizaron allá por los años 30.

Colter fue un poco más allá del weird western y llegó a escribir westerns puros y duros y también historias de detectives.

De hecho, conoció a su marido a través de un anuncio en prensa mediante el que buscaba vaqueros para entrevistarlos y documentarse para sus novelas. Stanislawsky de la literatura, os lo digo yo que sé de eso.

________________________________________________________

Te recuerdo que este es el cuarto artículo de una serie sobre mujeres pioneras del terror y la ciencia ficción basada en el libro Monster, She Wrote, de Lisa Króger y Melanie R. Anderson. Puede que también te interesen los tres anteriores y la serie sobre arquetipos del terror que María Acebes (@Inkties en Twitter) publica aquí cada mes.

Autoras que rindieron culto a lo oculto

Los comienzos de la literatura de terror según nosotras

1 000 motivos por los que la iniciativa Leo Autoras Octubre es importante

Los arquetipos del terror

¿Y ahora qué?

Ahora, si te ha gustado el artículo y crees que va a merecer la pena seguir leyendo este Leo Autoras Octubre, puedes ayudarme de muchas maneras:

  • Puedes dejar tus impresiones en comentarios. 
  • Si te gusta leer fantasía, encontrarás una novela en proceso y muchos relatos en mi Patreon. ¡Hazte mecenas!
  • O apúntate a la lista de correo y, solo una vez al mes, recibirás un mensaje por mail con los artículos en PDF, sin fotos, para que puedas imprimirlos, estudiarlos o lo que quieras 

¡Extra!¡Extra!

Simon Dice: Novela corta de terror

¿Sabéis que en mi Patreon hay una recompensa, para mecenas de 5$ al mes, que incluye el relato de una autora invitada?

He trabajado con diez autoras hasta el momento y ya tengo los relatos de noviembre y diciembre. Y quiero pagar a sus autoras, que hasta ahora me los han cedido de forma totalmente altruista.

El altruismo está genial.

Pero es mucho mejor poder pagar por su trabajo a las profesionales que trabajan contigo.

Por eso hoy sale a la luz una oferta especial increíble. La del banner de ahí arriba 🙂

Recordad, esto es para poder pagar a autoras. 50€ por relato concretamente.

Pero también porque diez meses de apoyo continuado son muchos meses y quiero premiar a las mecenas de 5$ con una recompensa especial. Solo durante unos días y solo una vez.

Un mecenazgo que vale por dos, ahí queda eso. Te haces mecenas de Alicia y ella recibe 5$ al mes, pero una autora más recibe 50€.

A mí me hace cosquillitas en el corazón, eso.

Tengo muchas ganas de hacer una convocatoria de relatos como mandan los cánones. Con un premio de 50€ cada mes.

¿Te imaginas?

Yo me emociono solo de pensarlo.

Hazte mecenas ya para no perdértela.

Testimonios de mecenas de patreon

A lo mejor no puedes hacerte mecenas, pero quieres echarme un cable de vez en cuando 🙂

Te dejo un botón de donaciones y te doy las gracias desde ya.

¡Gracias!

Sin ti no podría seguir escribiendo.

Recibe los PDFs por correo una vez al mes

* indicates required

Envía un comentario

Name*

Website

Comentario