Alicia Pérez Gil

¿Por qué es buena idea aniquilar los verbos comodín?

Los verbos comodín se usan sin pensar, son las primeras herramientas de las que nos servimos, porque resultan cómodas. Nos hemos acostumbrado a ellas y renunciar a lo familiar siempre supone un esfuerzo.

Ya hablamos del valor de los verbos como transmisores de acción, así que hoy profundizaremos más en los horrores de la polisemia: hacer, tener, realizar, iniciar, finalizar… Parecen tus amigos, pero en realidad asesinan tu prosa.

verbos comodín qué son

¿Qué son los verbos comodín?

Danial Cassany, en La cocina de la escritura, los define así: 

Mejorar tu estilo literario 2

Qué son los verbos comodín

Si el comodín es la carta que encaja en cualquier juego, la palabra comodín es aquel nombre, verbo o adjetivo, de sentido bastante genérico, que utilizamos cuando no se nos ocurre otra palabra más específica. Son palabras, en este caso verbos comodín los que sirven para todo, que se pueden utilizar siempre, pero que precisan poco o nada el significado de la frase. Si se abuda de ellos, empobrecen la prosa y la vacían de contenido

Sirven para todo, pero no precisan nada

Esta es la cuestión más importante de todo el artículo. 

¿Qué es una cosa? ¿Puedes definirla? ¿Te haces una imagen mental de lo que es una cosa? Yo no puedo. Los cuadernos son cosas, cada componente de la lista de la compra es una cosa. 

¿Sabes quién explica como nadie lo que Cassany quiere decir en esa definición? ¡Los pitufos!

Y este es el problema de abusar de los verbos comodín o de las palabras baúl: que terminas por vaciar de contenido un texto.Decía el otro día en Tuiter un mecenas muy querido que quizá esforzarse por usar verbos más precisos fuera un buen ejercicio, pero que podría cansar a autoras y lectoras por igual.
Vamos a hacer una prueba, a ver qué pasa.

Ejemplos de verbos comodín

En realidad, en su libro, Cassany no habla solo de verbos comodín, sino de palabras comodín en genera. Y pone los siguientes ejemplos:

  1. Aspecto, hecho, elemento, cosa, información, problema o tema como ejemplos de sustantivo comodín.
  2. Bueno, interesante o positivo como ejemplos de adjetivos comodín.
  3. Decir, hacer, tener, realizar, iniciar o finalizar como ejemplos de verbos comodín.

Los asesinos del lenguaje

verbos comodín, los enemigos del lenguaje

El español es un idioma muy rico. Puede que no nos lo parezca, porque lo usamos a diario. Pero lo cierto es que nuestro diccionario histórico acumula 150.000 entradas (la RAE solo 88.000). 
Si usamos hacer para referirnos a cualquier tipo de acción y cosa para cualquier tipo de objeto o hecho ¿qué pasa con el resto de palabras? ¿Qué les espera? Sin duda, el desuso. Y ¿Qué sucede cuando un idioma se empobrece? Que sus hablantes empobrecen su manera de pensar.

Pero dejémonos de filosofías y sentimentalismos. No pensemos a largo plazo, seamos prácticos.

Supongamos que estás escribiendo un pasaje de tu próximo relato; en concreto, la escena en que tu protagonista tiene que preparar la comida. Ese día van a tomar pollo asado.

Fíjate que hacer la comida elimina opciones tan sabrosas y jugosas como asar, hornerar, estofar, recalentar, guisar, freír, rebozar…

Hacer la comida no nos dice nada de Pablo. No sabemos si es un tipo que vive de las sobras o si prefiere dejar que la carne de ave se haga en su jugo, despacio, mientras la casa se llena del olor a la receta favorita de su abuela.

¿Qué es más preciso?

  1. Pablo se puso a hacer la comida.
  2. Pablo asó el pollo.
  3. Pablo cocinó el pollo.

Alternativas a los verbos comodín

Yo no sería yo y este blog no sería mío (demasiado verbo ser en una sola frase, me consta), si no te ofreciera algunas soluciones a los problemas que planteo. Así que veamos por qué verbos llenos de contenido y precisión puedes sustituir los horribles verbos comodín:

 

Decir
MencionarApuntar
Hacer referencia
Nombrar
Señalar
ComunicarTransmitir
Contar
Expresar
EnfatizarDestacar
Poner de relieve
Resaltar
Remarcar
Con seguridadAfirmar
Asegurar
Garantizar
Aseverar
Sostener
OpinarAcordar
Discrepar
SugerirRecomendar
Aconsejar
MandatoObligar
Forzar
Ordenar
QuejarReprochar
Echar en cara
Haber
ProducirseUn accidente
Un altercado
Un cortocircuito
OcurrirUn imprevisto
Un contratiempo
Una desgracia
AcudirGente
Invitados
Indignados
Manifestantes
ExponerseObras
Hechos
Opiniones
CelebrarseElecciones
Un funeral
Una boda
Tener lugarUn atraco
Un incidente
Una protesta
Hacer 
ElaborarUn planPlanear
Una teoría 
Un guion /ResumenResumir
RealizarUn proyectoProyectar
Un acto 
Una compraComprar
Un diseñoDiseñar
EfectuarUn transplanteTransplantar
Un cambioCambiar
Un ingresoIngresar
Un cálculoCalcular
CometerUn delitoDelinquir
Un errorEquivocarse
Un desliz 
Una ofensaOfender
CrearEmpleo 
Una historia 
Un personaje 
Un ambiente 
ConstruirUn puente 
Un edificioEdificar
Un imperio 
Una relación 
DesempeñarUn rol 
Un cargo 
Una función 
Un papel 
ConfeccionarRopa 
Un veneno 
Un objeto 

Tener: mi verbo comodín favorito

Si lees este blog a menudo o me sigues en redes sociales, sabrás que, además de escritora de ficción y de animadora oficial de autoras, trabajo como copy y redactora web. En el desempeño de ese trabajo también debo revisar los artículos de algunas compañeras, y el verbo comodín que más aparece es tener.
Todo se tiene. Beneficios, ingredientes, oportunidades… Todo.

Hasta el punto de que, documentándome para este artículo, me he encontrado con este otro, de El diario.es. Pincha aquí porque el contenido es muy interesante (y se ve que el redactor detesta los verbos comodín). Pero no se ha dado cuenta de que ella emplea tener con una profusión alarmante.
Si quieres practicar con esto de la erradicación del verbo comodín, hazlo con ese artículo de El Diario. De verdad que merece la pena.
Para echarte una mano, te dejo esta tabla de alternativas al verbo tener. Aunque nuestro idioma esconde muchas más.

Tener
Constar dePartes
Pruebas
Estrofas
OcasionarIncomodidades
Problemas
Riesgos
Disponer de
/Ofrecer/Incorporar
Sauna
Biblioteca
Comodidades
ExperimentarUn avance
Un deterioro
Un retroceso
IncluirSecciones
Listas
Apartados
PoseerRiqueza
Acciones
Características
Gozar deVitalidad
Estimación
Buena salud
ContenerIngredientes
Emociones
Contenido
GuardarRelación
Recuerdos
SostenerUna opinión
Una relación
OstentarUn cargo
Un título
MantenerUna relación
El contacto
AbrigarSospechas
Esperanzas
Beneficiarse deCobertura
Descuento
Sufrir deEnfermedades
ComprenderVarios estados
Provincias
AcapararLa atención
Las existencias

Y, ya para terminar, no se me escapa que también tengo mis propios vicios personales y mis muletillas. Por eso, a la hora de publicar un libro me aseguro de contratar los servicios de una correctora. Suelo trabajar con la gente estupenda de Tiburón Letra,  cuyo trabajo encuentro más que satisfactorio. Sin embargo, hoy te recomendare a LM Mateo, correctora y amante de los textos ricos que escribió en su blog sobre cómo ensuciar tu prosa. Un complemento perfecto a este artículo que termina aquí.

Aunque nuestra relación no tiene por qué terminar. Continuémosla en Patreon. Echa un vistazo a todos lo que encontrarás en esta imagen, pincha en tu tono favorito de naranja y… ¡Tachán!

Entradas creadas 180

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *